Estás aquí
Inicio > Tests > TEST: ¿Qué tan buen besador eres?

TEST: ¿Qué tan buen besador eres?

Descubre qué tan buen besador eres

Conocer qué tan buen besador eres no es una tarea sencilla, a menos que tu pareja sea muy honesta contigo. Los besos son el lenguaje universal del amor, a través de ellos se pueden comunicar una cantidad emociones y sensaciones. Cada beso es auténtico y diferente, nunca se podrá encontrar otro igual; sin embargo, no siempre es una experiencia agradable. ¿A qué se debe esto? En el mundo existe una diversidad de gustos, como también diferentes formas de besar, generalmente las personas prefieren unos besos más que otros.

Está comprobado que los besos aportan diversos beneficios a la salud y son excelentes combatiendo los estados depresivos; estimula la liberación de endorfinas. De la misma manera, generan una fuerte sensación de apego debido a la oxitocina que liberan. Es así, que se hace importante conocer qué tan buen besador eres y saber que todos los besos son una experiencia única. Existe una diversidad que puedes dar y recibir:

Beso clásico

Es el más común, consiste en el encuentro de ambas bocas, con los labios a medio abrir y una ligera inclinación de la cabeza hacia la izquierda o derecha. Considerado el beso de las primeras citas; en el se experimentan una cantidad de emociones y sirve de preámbulo para pasar a otros besos más apasionados.

Beso apasionado

Son aquellos besos sensuales con los que se pretende llegar a otro nivel. En este tipo de beso se experimenta una excitación constante. Los besos apasionados suelen ser impulsivos, cargados de deseo; se juega con los mordiscos y la lengua. Son una mezcla entre un beso clásico y un beso francés. En ellos existe una entrega total por parte de la pareja, suelen intervenir los abrazos y las caricias; en definitiva, el favorito de muchas relaciones.

Beso francés

El afamado beso con lengua. Destinado a despertar la pasión en tu pareja; en él se estimulan los labios con la lengua mientras se explora la boca del otro de forma sensual y apasionada. Debe ser dado despacio y suave, creando todo el ambiente de picardía alrededor. Es el favorito de muchas personas, debido a la connotación sexual que se experimenta a través de él.

Besos coquetos

La finalidad de estos besos es la estimulación y seducción de la pareja, aumentando la pasión constantemente. Son besos juguetones, que no solo se dan en los labios, sino que exploras varias zonas erógenas como las orejas, el cuello… Acompáñalos de sensualidad mediante tu lenguaje corporal junto a una mirada penetrante. Son excelentes como preámbulo antes de pasar a otro nivel.

Beso de succión

Como lo indica su nombre, es un beso donde se succiona el labio inferior de tu pareja. Son muy estimulantes pero se debe tener cuidado al momento de succionar para evitar hacer daño. Hazlo suavemente y con delicadeza, disfrutando de cada beso y succión.

Cada persona tiene su forma de besar completamente única, las sensaciones experimentadas a través de un beso son sencillamente extraordinarias. ¿Quieres saber qué tan buen besador eres? No te pierdas este quiz:

Top